Seguidores

30 sept. 2011

Los cuentos de Alba: La fantasía y sus historias

Sí, ya sé que habéis venido todos corriendo nada más leer el título de este post. En efecto, aquí tenemos por fin una nueva entrega. Entrega especial ya que al igual que ocurrió el año pasado, este cuento ha sido su regalo de cumpleaños. Incapaz de esperarse, ya hace varios días que me lo entregó, pero a mi me ha dado lo mismo. Con esto de que este año trae muchos deberes lo ha hecho algo más aprisa de lo normal y se nota en los dibujos, pero eso también le da un toque. El caso es que lleva pidiéndome que lo suba desde antes de acabarlo, porque se lo pasa bomba leyendo luego vuestros comentarios.

Sin querer desvelar la intriga ni el contenido de la fábula de hoy, entendereis que se me caiga la baba tras leer las dos primeras páginas. Como siempre, idea, textos y dibujos (incluyendo ese remate final), enteramente suyos. Y sin pretender robar ni un momento más de protagonismo a la estrella de hoy, ¡a continuación "La fantasía y sus historias"! (la mayoría ya lo sabeis, pero haciendo clic se amplían, y teneis los textos debajo de las imágenes escaneadas)

----


La fantasía y sus historias.
Cuentos de Alba.
--
Me parezco mucho a mi padre. Yo tengo el mismo color en el pelo que mi padre. Quiero mucho a mi padre, él hace lo mismo conmigo. Siempre quiero que esté a mi lado ¡es supercariñoso!
Me parezco a mi padre. Con él trabajo, nos...


...ayudamos contínuamente. Aunque hay veces que nos enfadamos, yo siempre le querré.
Pero... dejémonos de tonterías y vayamos a lo serio: Había una vez tres niños que se llamaban: el primero Juan, la segunda Lisi y la tercera Carla. Vivían en una ciudad llamada "Pastín Pastón". Los tres iban caminando como si nada olvidándose de las clases de música. No podían ir.


Tenían que ir a clase de arte, pero ¡tampoco se acordaban!
- ¡Qué niños más despistados! - les decía la profesora. Cuando volvían a casa, de repente se encontraron con un ¡tiranosaurio rex!. Toda la gente huía a mogollón menos ellos , que seguían tan tranquilos como siempre y decían...
- ¡Que gente más ridícula! - decía Juan
- ¡Ya lo creo! - decía Lisi
Cogieron una espada y lo mataron. Esa...


... misma noche hubo una gran cena dentro de una cabaña hecha con... ¡Piel de dinosaurio! Esa misma noche, todos tranquilos y alabando a los niños, el alcalde cogió un micrófono y gritó:
- Por favor quiero un gran aplauso para nuestros tres niños y vamos a cenar, luego daremos los regalos y el festín ... ¡¡¡Se habrá acabado!!!
Pasaron segundos, minutos...


... y horas. Pasó una cucaracha y al segundo estaban asustados subidos en una silla. ¡Qué cosa más rara! Así es la fantasía dulce y fría.
Y colorín colorado este cuento se ha acabado.
Alba

----

Bueno, pues haced el favor de decidle cuánto os ha gustado. Menudos fieras los niños matando un dinosaurio sin despeinarse, yo habría sido de los que huía a mogollón. Ya sabeis, así es la fantasía.... al menos la de Alba.

Ah, y a mi las tonterías del principio sí que me han gustado. Y ya sé que son dos entradas muy seguidas la de ayer y esta pero ésta me quemaba, tenía que publicarse (aparte que Alba me lo debe de haber preguntado unas 7 veces desde la hora de la cena).

29 comentarios:

  1. Ya andaba con ganas de leer el siguiente cuento de Alba y la verdad es que nunca defrauda.
    Hacía tiempo que no visitaba el blog y cuando lo hago me encuentro con esta sorpresa.
    ¡Muchas gracias Alba por tu cuento!

    ResponderEliminar
  2. ¿Tonterías del principio?, ni se te ocurra decir eso, algún día sentado en tu sillón y ella vuelva de la universidad leerás eso y tu sonrisa no te cabrá en la cara.
    Eso que sientes es la felicidad en estado puro y lo sé porque he pasado por ahí.
    Aunque tienes tus cosillas, y Alba estará de acuerdo conmigo, los hijos se educan más con lo que ven que con lo que les dices y está niña rebosa amor, lo que indica que ve eso en su casa, lo que me dice que aunque seas un rosmón en mi blog debes ser buena gente cuando tienes una hija como esta. y te dejo que es tarde

    ResponderEliminar
  3. Por cierto Alba, el cuento fantástico me gustó el detalle de reutilizar la piel del dinosaurio, con semejante piel debió quedar una cabaña estupenda.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Querida Alba, a mamá le ha encantado el cuento, me he reido mucho. Has tenido una semana muy ocupada, os aseguro que de martes a viernes se ha preocupado por dedicar un rato al cuento antes de que llegara su padre a casa, además metiéndonos prisa a todos en los juegos... todo porque ella tenía que terminar.
    Hay varios puntos que me hacen mucha gracia: dejémonos de tonterías, a mogollón, y el final... tan dulce y fría... en fin esta xiqueta!
    El amor por su padre es algo alucinante y me encanta, en realidad son un equipo porque se parecen en todo. Un beso Albita.

    ResponderEliminar
  5. ¡Alba, menudo cuento más fantástico, más original y más sorprendente! Di que yo no hubiera matado al dinosaurio pero tampoco hubiera huído a mogollón. Me hubiera quedado a ver cómo se las apañaban estos niños con él... y con esa cucaracha que pasaba.
    Pues eso, que me ha encantado este cuento y sus no menos fantásticos dibujos... ¡Un gran aplauso para Alba! Y muuuuuchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Alfred, sí hacía tiempo sí. Demasiado incluso. Te recomendaría te vieras el post sobre la radiación de la semana pasada.

    Blog A ¿rosmón yo? ¿ROSMÓN YO? Pues no va y me dice que soy un rosmón.... Por cierto, ¿qué es eso?. Jeje. Yo en tu blog a veces lo que soy es algo puñetero, pero la gente no se me anima. Es intencionado pero si me vas a decir que soy rosmón... Menos mal que dices que debo ser buena gente. Vale, puñetearé menos.

    Lo de las tonterias lo digo porque ella en el cuento escribe eso de "Dejémonos de tonterias", pero a mi desde luego que no me lo parecen.

    JLina, algo de fantasía le ha puesto a la primera parte (shhh pero yo creo que me hacía la pelota). Pero me ha encantado.

    Clementine, ¿no habrías huido? Vaya vaya...

    ----

    A ver si este fin de semana Alba os contesta.

    ResponderEliminar
  7. Bueno bueno bueno ¡¡¡MARAVILLOSO!!!

    Se nota que la autora va creciendo (poco a poco, menos mal) y su lenguaje hace lo propio, toda le gente huyendo "a mogollón" es una muestra. Como bien dice la estupenda Alba, "déjemonos de tonterías y vayamos a lo serio" sólo quiero decir que, como tío adoptado y padrino de tu hermana pequeña, que espero salga tan lista y genial como tú, estoy suepr orgulloso de ti, eres una escritora de cuentos fabulosa :-) Un beso muuuuy grande.

    Pd.- Yo quiero ir a la ciudad de Pastín Pastón, debe ser chulísima.

    Pdd.- ¿Alba y su padre se parecen? Esteeee nadie lo diría jajajaja otro beso

    ResponderEliminar
  8. Menos en la primera parte del cuento, en donde la chica se recrea que da gusto, el resto es toda una peli de acción. Y además de las buenas: frenética, emocionante, que no te deja respiro... ¡Y con dinosaurios, espadas, cucarachas y hasta alcaldes que piden aplausos para otras personas en vez de pedirlos para sí mismos! Qué imaginación más desbordada. Felicidades a ambos.

    ResponderEliminar
  9. Pues claro que no habría huído, natsnoC, si un dinosaurio ve movimiento para allá que va. ¿O es que no has visto Parque Jurásico? Yo me hubiera quedado ahí quieta y medio escondida. Con lo que me hubiera gustado a mí ver un dinosaurio, de lejos pero en persona. Y además, tengo a estos tres intrépidos niños que me salvan si lo necesito... ¿Verdad, Alba?

    ResponderEliminar
  10. Jajaja.. un rosmón es un escalón menos que puñetero, es algo así como un protestón, pero no cambies eso en mi blog si no ya no serías tu, ahora no vayas a pensar que tienes que ser bueno conmigo, que más batallas me pegué con Maeglin y con Carlos y seguimos y tenemos una bonita amistad en la distancia.

    ResponderEliminar
  11. Alba me incluyo entre los que hubieran huído a mogollón, ¡qué valientes que han sido Juan, Lisi y Carla! , y me ha encantado lo de reciclar la piel del dinosaurio.
    Fantástico Alba!!!

    NatsnoC, seguro que has acabado con la caja de pañuelos...estos son los maravillosos regalos que no tienen precio.

    Si os apetece podéis pasaros a ver un post que dediqué al cole de mi hija pequeña,se pasaron reciclando todo el curso anterior y el resultado se expuso en la semana cultural. Los árboles los hicieron los niños de tercero, el curso de Virginia, con lo creativa que es Alba seguro le va a encantar.

    Os dejo el enlace:
    http://laventanitadesory.blogspot.com/2011/04/los-artistas-del-narciso.html

    Buen finde!!!!NatsnoC con este regalazo seguro que el lunes empiezas con buen pie la semana.

    ResponderEliminar
  12. Hola Alba,
    Un pajarito me ha dicho que había un nuevo cuento tuyo publicado y aunque no tenía previsto pasarme por aquí en unos días, leer uno de tus cuentos (de los que me declaro fan indiscitible) bien merecía hacer una excepción. Me ha encantado la historia y el dinosario gigante del principio pero sobretodo me ha gustado la parte que cuentas cuanto quieres a tu papá y es que a los papas y a las mamas esas tonterías nos encantan, nos hacen sonreír como tontos y comeros a besos y abrazos como seguro que tus padres hacen contigo. A mí aún no me regalan cuentos tan maravillosos como los tuyos, todo llegará, de momento son dibujos llenos de amor igual que el amor que rebosa en tu cuento. Sigue así princesa. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Bueno, maravilloso. Y como pone las tildes! escribe mejor que Perez Reverte. Lo dicho, me ha encantado!

    ResponderEliminar
  14. Un relato, algo surrealista, que habla de unos niños que se suben a un Tyranosaurus Rex pero se asustan de una cucaracha, justo lo mismo que me pasaría a mi. Muy bueno y creo que tenemos en ciernes a una futura bloguera.

    ResponderEliminar
  15. No me extraña que se le caiga la baba, amigo mío, esa introducción lo merece.

    Estupendo ese relato, que entronca con las tradiciones más antiguas de héroes que derrotan a dragones. ¡Enhorabuena Alba!

    (Eso sí, no termino de ver claro que Clementine no hubiera puesto pies en polvorosa, como alma que lleva el diablo...)

    ResponderEliminar
  16. Tirador, recuerda, a mí me encantan los bichos. Y yo tampoco derrotaría a los dragones de los cuentos, es más, me los llevaría a todos a mi jardín...

    ResponderEliminar
  17. JLin, ya averiguaré dónde está la ciudad esa. Pues dicen que la que más se me parece es Mar, así que tiembla.

    Petrarca, me encanta que acudas puntual a tu cita con los cuentos de Alba, así como esas lecturas tan especiales que haces, genial lo del alcalde.

    Clementine, claro no había caido en eso de que me confundieran con un árbol.

    Blog A, entonces sí, rosmón y a mucha honra. Sin mucho éxito pero ese es otro tema.

    Sory, sí me he emocionado, para qué negarlo. Ahora me paso a ver lo que me comentas.

    Layna, gracias por pasarte. Un detallazo.

    Lorenzo, me alegro de que te haya gustado. No se prodiga mucho pero de vez en cuando nos regala alguno.

    Cahiers, creo que las prisas le han dado unos vertiginosos giros de guión que lo hacen más especial.

    Tirador, entre nosotros Clementine lo dice porque sabe que no se va a encontrar en esa situación. Y para recoger la baba tuve que sacar la fregona.

    ResponderEliminar
  18. me ha hecho recordar la primera vez que tuve que idear una historia para la clase de lenguaje en el colegio y que al terminarla y leerla delante de todos en el salón, mis compañeros terminaron diciendo que no era mía y que de dónde la había sacado; y eso que en ese tiempo aún no era un pirata en debida forma como para robarle la idea o el trabajo textual a otro.
    la historia de tu hija me ha llevado también a esas épocas de caballeros donde para celebrar la iniciación o la culminación de un proyecto se realizaba todo un festín de fiesta para compartir.
    ¿qué sabor tendrá la carne de un tiranosaurio rex? tal vez a tortuga, no sé; pero eso sí, si yo hubiera estado allí hubiese pedido parte de lomo. ha sido una historia muy bonita y entretenida. saludos.

    ResponderEliminar
  19. Precisamente ayer cayeron dos T-Rex cerca de mi casa y dos galimimus se subieron a los capots de los coches, por suerte no hay cucarachas donde yo vivo. He disfrutado con la ingeniosa historia y ese final tan cómico se merece un aplauso a dos manos...¡bravo! y que siga igual de creativa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Totalmente de acuerdo. Lo bichos de tamaño pequeño son peor para el ser humano, al dino se le ve venir de lejos (guiño, guiño) Oye conserva esos primeros folios como lo más valioso, como dice Montse blog A.

    ResponderEliminar
  21. DRACO, si le preguntas a un americano te dirá que a pollo, y es que allí el pollo puede saber a tantas cosas... Yo en alguno de los otros cuentos le pregunté a mi mujer si la había ayudado porque algunas expresiones me costaba creer que fueran suyas.

    Worc, parece que vives en un lugar interesa, ¡y encima sin cucarachas! Gracias por el aplauso.

    key, los conservo en papel, escaneados en el PC y en el blog, para no perderlos de ninguna manera.

    ResponderEliminar
  22. Alba estoy encantada de leerte. Soy una fan más. Todos tus cuentos derrochan imaginación y ese cambio en el hilo de la historia que te mantiene en la lectura. Creo que hasta en esa parte me has recordado a como cuenta las historias tu padre.

    Sigue escribiendo que lo haces muy bien y cada vez mejor! Gracias por tus cuentos.

    ResponderEliminar
  23. ¡Hola Alba!
    Ya me tardaba tu nuevo cuento.
    Me ha gustado mucho, sobre todo lo valientes que eran esos niños; claro que como son niños, es normal que le tengan más miedo a una cucaracha que a un tiranosaurus. Quizá ese miedo a la cucaracha tenga algo que ver con sus despistes en las clases de música y de arte ¿no te parece? Pero no importa, es sólo un cuento y muy bien contado.

    Un abrazo muy fuerte. Y ya empiezo a esperar por tu siguiente cuento.

    ¡Biquiños!

    Carmen.

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola, meg!. Lo mejor que tienen los cuentos de Alba es que traen por aquí a gente que no se asoma todo lo que a mi me gustaría. Un abrazote.

    Carmen, no te preocupes que Alba no se salta ni una clase (más le vale). Y si lo hace sería solo para salvar el pueblo de un tiranosaurio desbocado, jeje.

    ResponderEliminar
  25. Hola soy Alba (:

    Alba,me encanta tu historia.
    Tienes mucha imaginación, espero que sigas escribiendo, que nunca dejes de escribir, por que escribir es algo fantástico.
    Así que sigue así, y nunca te rindas.
    Espero que hagas más historias,tan fantásticas como esta
    Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alba, gracias por pasarte, todo un detalle. Cuando venga Alba (hoy está de excursión) le diré que se pase y te escriba algo. Y que se lea tu texto. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola, de nada,espero que la guste mi texto, y que se lo haya pasado bien en la excursión, que se lo merece (:
      Besos, Alba.

      Eliminar
  26. ¡HOLA ALBI!
    Me gustan mucho tus cuentos, les voy a decir a tus seguidores cual es mi pagina.¿Vale? ¿Ok?
    Es la siguiente: eldesvandelcuentacuentosmagicodeelena.blogspot.com.es
    Es una pagina de cuentos infantiles hechos por mi.
    (Soy la mejor amiga de Alba)
    ¡¡Espero que os guste mi pagina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Elena! Soy el papá de Alba. Hemos estado algo liados entre exámenes, constipados y otras cosas que seguro que conoces. Le diré a Alba que no se olvide de leerte (aquí y e tu blog) mañana.

      Un beso.

      Eliminar

Sin tu participación se echa algo en falta. No te cortes, que no nos comemos a nadie.

Si te ha gustado, puede que te gusten: