Seguidores

7 ene. 2013

Repasando el 2012: Mis lecturas (I)

Hola de nuevo. Hay que ver que final de año más estresante. Mañana vuelve a empezar el "cole" y veremos si en este 2013 puedo tener algo más de tiempo para escapadas blogueriles. Aunque de momento no tengo muchas esperanzas...

En fin, que muy feliz año y que ya sabéis, lo de siempre: que el año se pueda disfrutar con salud, con alegría y a ver si con trabajo, que esto está demasiado chungo. Mucha gente con la que he hablado dice tener un "buen pálpito" para este 2013. Yo me incluyo, pero no sé si es porque pensar en algo peor sería deprimente o porque mi subconsciente capta algo que mi lado realista aún no ha visto. En cualquier caso, no me quito esa sensación de encima, y la verdad es que no quiero. Mucha suerte para todos.

Y ahora, con el 2012 ya cerrado, un repaso a mis lecturas, que han sido menos numerosas que las del año pasado debido principalmente a un gran "apagón" veraniego que coincidió no precisamente por casualidad (y hasta ahi puedo leer) con el apagón en el blog. No me demoro más. A continuación, la lista, aunque para que no se haga demasiado larga, hoy sólo la mitad:


  • El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, de Robert Louis Stevenson. Clásico que no había leído aún a pesar de haber visto muchas versiones. Se lee en dos tardes y a pesar de conocer perfectamente la historia, leer su versión original siempre es recomendable.
  • Cuento de navidad, de Charles Dickens. Prácticamente lo mismo se puede decir de este segundo libro (sí, me dio por empezar el año con clásicos), aunque en este caso el libro me aportó menos, las adaptaciones han sido mucho más fieles.
  • Historia del caballero cobarde y otros relatos artúricos, de Victoria Cirlot. Recopilación de relatos cortos medievales por parte de Victoria Cirlot, especialista en literatura de la época. Curiosos y a la vez muy interesantes. Algunos más conocidos, otros una agradable sorpresa.
  • El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss. Segunda entrega de la Crónica del Asesino de Reyes, imprescindible para todo el que guste de este tipo de novelas y muy recomendable también para cualquiera que disfrute de la lectura en general.
  • Otros placeres, de Jerzy Pilch. Un pequeño divertimento que se lee muy rápido pero que no despierta demasiado en el lector. Esperaba más, sobre todo estando editado por Acantilado.
  • HHhH, de Laurent Binet. Es éste un libro extraño. El escritor es realmente bueno y al mismo tiempo extraordinariamente cargante. Es una novela histórica muy bien escrita (HHhH significa "Himmlers Hirn heißt Heydrich", en alemán "el cerebro de Himmler se llama Heydrich") sobre el atentado en Praga contra Heydrich. Sin embargo también está repleta de multitud de reflexiones personales del autor sobre la confección de la propia novela, que a veces consiguen romper el ritmo de la historia. Lo mejor que puedo decir es que a pesar de todo ello la novela la lees con ansia y la recuerdas como una gran novela. Lo peor que se me ocurre, que la novela debiera haber sido muchísimo mejor.
  • Hoyos, de Louis Sachar. Novela juvenil (aunque apta para público infantil) sobre un curioso campamento de reclusos donde los presos menores de edad se ven obligados a cavar hoyos por un motivo desconocido (aunque se acaba sabiendo, claro). Bonita y bien contada.
  • Riña de gatos, de Eduardo Mendoza. Vuelvo con esta novela al Eduardo Mendoza "serio" y reconozco que me gusta muchísimo, si bien sigo prefiriendo al gamberro de las novelas del detective sin nombre. Esta novela fue premio Planeta y está ubicada justo antes del comienzo de la guerra civil, apareciendo en ella importantes actores de la época. Muy recomendable.
  • Ubik, de Philip K. Dick. Philip K. Dick era un paranoico y todas sus novelas beben de ello. En este caso el protagonista está toda la novela preguntándose si está vivo y los demás muertos, o si es al revés (en el mundo donde transcurre pueden conservar la conciencia de los muertos un plazo determinado de tiempo). Interesante y curiosa. Parece que en 2013 estrenan la película.
  • Ante la silla eléctrica, de John Dos Passos. Esta obra es un alegato a favor de dos condenados a muerte (Sacco y Vanzetti), denunciando abusos judiciales y repasando minuciosamente las pruebas y los recursos presentados. No es una novela y ambos fueron ejecutados en estados unidos a principios de los años 20. Interesante por la visión que da de esa época, no es sin embargo un libro fácil de leer ni creo que lo vaya a recomendar.
  • La aventura del tocador de señoras, de Eduardo Mendoza. Tras leer al Mendoza serio, me apetecía divertirme con el Mendoza con el que empecé, y con el personaje que me hizo pasar tan buenos ratos. Esta es la tercera aventura del llamado detective anónimo, tras "El misterio de la cripta embrujada" y "El laberinto de las aceitunas". Y es el libro que más me ha hecho reir este año, con escenas que son todo un homenaje a Mortadelo y Filemón. Seguro que repito, que acaba de publicar la cuarta.
Bueno, hasta aquí de momento, que viene a ser la mitad. Antes de que acabe la semana cuelgo el resto, y mis recomendaciones. 

22 comentarios:

  1. Hola de nuevo, natsnoC, yo también tengo un buen pálpito para este 2013 así que vamos a por él:-)

    Esta entrada llena de libros me la pongo directamente en favoritos y así no tengo que apuntar. El de Jekyll y Mr. Hyde me lo leí ya hace tiempo pero guardo buenísimo recuerdo de él y de "Cuento de Navidad" qué decir a estas alturas. Recomendación cinéfila: sobre el atentado contra Heydrich hay un maravilloso clásico de Fritz Lang llamado "Los verdugos también mueren" con un Walter Brennan extraordinario.

    Que tengas muy buen año, Chez Morera. Y que sigamos sabiendo de ti (a todo lo bueno se acostumbra una).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en breve leerás la segunda, y te ahorraré el trabajo de elegir porque aprovecharé para decir cuáles me han parecido las mejores del año (si te fías de mis gustos, claro).

      Eliminar
    2. ¿Si me fío de tus gustos? Pues claro...
      Y si no estoy conforme, ya vendré a poner una queja :-)

      Eliminar
  2. Hola! Precisamente esta semana me haré con El temor de un hombre sabio, ojala este al nivel de la primera.

    Un abrazo y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Víctor. Lo cierto es que hay opiniones para todos los gustos, pero si te interesa la mía, yo disfruté como un enano. El recuerdo de la primera enriqueció esta segunda y lo cierto es que acabé pensando que la historia seguía mejorando.

      Ya me dirás, yo desde luego insisto en que sí creo que está al mismo nivel, incluso por encima en algunos momentos. Pero en general sigue en la línea correcta.

      Eliminar
    2. Estupendo, así todavía hay más ganas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. la obra de robert louis stevenson es interesante por su humor negro, su fantasía y la curiosa filosofía que ella entraña. has hecho una buena elección con ella.
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, DRACO. Fue precisamente tras leer una reseña tuya de este libro cuando me animé a leerlo. Feliz 2013.

      Eliminar
  4. "¿El tocador de señoras?" "Lo tiene enfrente..." Ja, ja. Mendoza es lo más y ese alcalde que sale es una parodia magnífica de Joan Clos. Me alegra que hayas leído a Stevenson y de tu vuelta blogosfera. Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, borgo. Sobre mi vuelta a la blogosfera... yo lo intento pero la verdad es que está costando muchísimo encontrar el tiempo. Este libro de Mendoza no sé si será el más divertido pero creo que a mi es el que más me ha gustado, sobre todo por personajes como el que comentas.

      Eliminar
    2. Bueno, mientras nos podamos seguir comunicando contigo... Aunque sea por telepatía, que de eso Borgo y yo sabemos un rato :-)

      Eliminar
  5. Se repite un poco la obsesión de Philip K. Dick con la identidad propia, como en Blade Runner, bueno mejor dicho "Sueñas los androides...", en la que el protagonista se preguntaba si era humano o replicante. Aunque no se si esta idea era de la novela o de la película. Ya me hago un lío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Philip K. Dick también daría para una entrada interesantísima. Este hombre tenía problemas mentales muy serios. Los libros, por otro lado, solían ser geniales.

      Eliminar
  6. anoto Historia del caballero cobarde, que no conocía y tiene una pinta estupenda, y Riña de gatos, que aún no he leído y ya hace tiempo que me apetece

    natsnoC, ¡feliz año para ti y para los tuyos! se te echa de menos por la blogosfera, aunque ya se entiende que la vida real tiene todas las prioridades :))

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anota, anota, que así cobro mi comisión ;).

      Son como digo relatos curiosos que gustarán a los que les guste la literatura medieval, pero es ése (su antigüedad y el contexto histórico) su único valor. La literatura ha evolucionado mucho desde entonces.

      Yo también os echo de menos.

      Eliminar
  7. Me apunto la de UBIK para mis lecturas del 2013 me ha llamado poderosamente la atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El principio es un poco denso, luego si te gusta K. Dick, te gustará. Aunque de ciencia ficción mucho mejor uno de los que salen en la segunda parte mañana.

      Eliminar
  8. Yo renuncio también a mi realismo para desear a todos un año próspero (o sea, "hacia arriba", no hacia abajo), a pesar de lo trillada y tipiquísima que sea la frase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, me acabo de dar cuenta que no había contestado a tu comentario. ¡Con lo que llevabas sin pasarte y a mi se me pasa! Feliz año, Gonmator

      Eliminar
  9. ¡Se te echaba de menos!
    Vamos a empezar a leer los últimos posts e iremos por partes jeje.
    De este primero, decir que este año hemos coincidido en dos libros, y ambos de don Eduardo Mendoza.
    De las otras tomo nota :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues habrás disfrutado de esos dos, espero. Yo lo hice. Me alegro de volverte a leer.

      Eliminar

Sin tu participación se echa algo en falta. No te cortes, que no nos comemos a nadie.

Si te ha gustado, puede que te gusten: