Seguidores

1 sept. 2011

Cerveza de la semana: Paceña Centenario

Hace demasiado tiempo que no hablo de cervezas, y no precisamente porque me haya vuelto abstemio ya que recientemente he probado algunas muy interesantes (y otras sólo para decir que las he probado y tacharlas de la lista). En fin, que eso de "Cerveza de la semana" no lo estoy cumpliendo mucho, a ver si lo corrijo.

Y esta semana hablaré de una sudamericana, la primera que comento. No suelen ser santo de mi devoción porque en general (y no conozco a día de hoy excepciones a esta regla) son demasiado suaves, sin cuerpo, color, aroma ni tampoco demasiado sabor. Ideales como refresco en verano, eso sí, pero no mucho más. Si no me dejo ninguna, he probado la Corona Extra, la Coronita, Sol, Quilmes, Brahma, Cubanero ... y ahora la Paceña. Ya anticipo que no me ha cambiado mi opinión sobre estas cervezas, pero agradeceré recomendaciones de cervezas de alta graduación de la zona, por probarlas.

La Paceña Centenario, también conocida como Paceña "Pico de Oro", se elabora en Bolivia por la Cervecería Boliviana Nacional (CBN). De consumo principalmente nacional (tiene prácticamente el monopolio, dicen que el 98% de cuota de mercado, y de hecho ha sido sancionada por prácticas monopolísticas), es también muy popular en Chile pero no exporta a muchos paises más. Según su página web, en Europa se puede encontrar únicamente en España, Inglaterra y Suiza, y eso en sitios muy especializados. La cervecera es bastante antigua y su origen se remonta a 1877. "Nació" en la capital, La Paz, aunque entonces se llamaba "Wolf & Company" (por el nombre de su fundador, Alexander Wolf). No es que den mucha más información ni en su web - bastante cutre, por cierto - ni en la red sobre la historia de la cervecera, aunque si sabemos que el año 2000  la compró el grupo Quilmes (argentino) pero tras la crisis argentina pasó ambos pasaron a manos de InBev (grupo belga-brasileño). Tampoco he averiguado cuándo cambió de nombre ni si ha tenido más nombres en este siglo y casi medio. La cervecera elabora otras 10 marcas de cervezas, ninguna de las cuales he probado.

El nombre de la cerveza viene evidentemente de la ciudad en la que nació, y según reza su etiqueta, está "Producida y embotellada a 3600 metros sobre el nivel del mar con agua pura de la cordillera de los Andes desde 1886". Tiene como todas las de la zona una graduación moderada tirando a baja (5,2º), un color amarillo muy pálido, espuma muy muy blanca, aroma inexistente y un sabor que no deja apenas huella en el paladar. Si os gusta la Coronita o la Quilmes, es del estilo. Distinta pero muy poco.

La etiqueta también pone que la cerveza ha sido "ganadora de 43 medallas de oro en competiciones internacionales", pero yo que no sé tanto de esto y me limito a puntuar según lo que me gusta le voy a dar un aprobado raspado. Un 5,5 porque se deja beber, calma la sed y ahora en verano refresca. Un aprobado porque no es que esté mala, es simplemente que no sabe a nada. Para que yo ponga un suspenso a una cerveza mira que tiene que ser mala (perdón: gustarme poco).

18 comentarios:

  1. es cierto, hay cervezas que no emborrachan, sino que sirven como acompañamiento para ver un partido de fútbol o una pelea de box sin perder la compostura. saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no es sólo que te dejen mareado (de hecho a mi lo que menos me gusta de la cerveza es que emborracha) sino que tengan más matices. Una Ámbar o una Alhambra no son más potentes en graduación pero sí tienen ya bastante más sabor. Y las artesanas que se están popularizando en España, tres cuartos de lo mismo.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, natsnoC, pues ya sé más. Y ahora brindo contigo con la cerveza que tú elijas, que hacía ya tiempo que no brindaba contigo... Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Clementine, yo brindaría contigo con una "Altura de Vuelo", de aquí de la zona y con un sabor muy distinto a lo habitual, ligeramente ácida, turbia y suave en cuanto a graduación y sabor.

    ResponderEliminar
  5. Pues hecho, brindemos con ésa, que a mí me ha gustado siempre lo de volar...

    ResponderEliminar
  6. Otra a la lista que hay que probar, ya me puedes enviar un listado actualizado que voy a empezar a pedirte a mansalva.... saludos de nuevo :-)

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola natsnoC, vengo a agradecerte tu visita y a contestar a tu comentario en mi ventana y me encuentro con que el anterior comentarista es nada más y nada menos que al que ayer daba por desaparecido en casa de Layna.
    JLin me alegra comprobar que estás vivooooo!!!(se te echa de menos, la verdad)¿ será que nos leyó ayer? jajaja.

    En cuanto a la cerveza, no soy muy exigente, sobre todo en verano me bebo hasta el agua de los charcos...
    Lo dicho, gracias por asomarte a mi ventana, me ha hecho mucha ilusión.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. JLin, qué alegría verte otra vez por lo virtual. Cervezas de las de verdad no te preocupes que te llevaré (además hay testigos de que dije que te invitaría a una por volver)

    Sory, bienvenida tú también. Aquí sí somos algo exigentes con lo de las cervezas, pero en los bares y en verano soy como tú, cualquiera bien fresquita me vale.

    ResponderEliminar
  10. A mi tampoco me gusta emborracharme pero me gustan como dices tu las cervezas con cuerpo.
    cuando salgo de copas nunca bebo cubatas, no me fio del alcohol así que bebo cerveza, un día una amiga fue a pedir las bebidas y me trajo una spunink, una cerveza con vozka, al estilo Desperado y como las botellas son parecidas a la coronita ala.
    Me fui a la barra le sonreí a las chica y le dije ¿si te pido una coca cola me das un cubata? pues ti te pido una cerveza no me des esto, la chica me miro y dijo tienes razón y me dio una cerveza, lo malo de los locales de copas es que no hay mucho donde escoger en cervezas.
    Que chapa, no viene cuento pero menudo comentario me large.. jajajaj

    ResponderEliminar
  11. Me alegra ver que has vuelto a hablar de cerveza, es una de tus secciones fijas que me gusta leer. Ya no por "la cerveza" de las que hablas ( ya he desistido de buscarlas en mi ciudad a parte de que soy más de vino) sino por el hecho de que "viajo" siempre con estos post. Me cuentas historias de otros paises y hoy le ha tocado a Chile. No me imaginaba que ahí hubiera un monopoli tan exagerado ni que esa cerveza tubiera 43 premios a pesar de tu 5'5...
    Sin lugar a dudas la cerveza tiene su poder y sino que te lo digan a ti, que ha conseguido hacer reaparecer a JLin!!! aunque yo creo que no es solo por la cerveza que le tienes reservada, sino por el hecho de bebérsela con unas risas a tu lado. Ala que ya me he puesto tierna... y es que eso de ver qeu sois tan buenos amigos me encanta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Debe ser del tipo de algunas cervezas mexicanas que no me convencen porque su saboe es demasiado suave. Por cierto que he probado la Mahou negra y no me ha gustado nada, sabe a jarabe de regaliz. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  13. Dio mío de mi vida...una cerveza que no sabe a nada...y le pones un aprobado...tu indulgencia es escalofriante, amigo...

    ResponderEliminar
  14. Blog A, tus comentarios a horas intempestivas siempre me han hecho gracia. A mi la desperados no me desagrada, pero es cierto que no es cerveza. Una mezcla curiosa, pero no cerveza.

    Layna, precisamente porque unas cuantas sois poco cerveceras que intento contar un poco de historia y curiosidades de cada una de ellas (por eso y porque en realidad no soy demasiado buen catador, y peor aún contándolo)

    Miquel, soy muy poco de negras pero si quieres probar una negra en su máxima expresión, prueba la Yeti Imperial Stout. No me gustó nada, pero los fans de las negras y las Stout la adoran.

    Tirador, veamos... La cerveza es pasable. Simple y ligera, un poco ni fu ni fa, pero beberla no me resultó una tragedia o un mal trago (expresión muy apropiada). Se deja beber. Los suspensos, para las que no me acabo, las Timmermans con frutas o chocolate, la Barbar con miel, algún otro invento de esos raros, incluso la Yeti que le digo a Miquel. Seguro que al probarla hay mucha gente que me diría que he sido un poco estricto con la nota (no te digo nada los jueces de las 43 medallas esas).

    ResponderEliminar
  15. Vaya detalle, natsnoC, con las poco cerveceras. Y a las nada cerveceras también nos sirven esas historias.

    ResponderEliminar
  16. A mí mis conocidos de la zona me comentan que allí está relegada a la plata en el podio por el pony malta.

    ResponderEliminar
  17. Mira por dónde, lo primero que veo al entrar en este estupendo blog (me ha encantado ese fondo de globo terráqueo) es una cerveza bien fría. Mi novia las colecciona, así que ya tienes un seguidor más!!! Gracias por pasar por el rincón de Sinatra. Sañludos!

    ResponderEliminar
  18. Maeglin, pues tendrás que contarme algo más porque desconozco totalmente eso del pony malta.

    Marcos, todo un honor tu visita. Siempre llevo un disco recopilatorio de Sinatra en el coche y de vez en cuando me lo pongo. Ya había pasado alguna otra vez (desde La Gran Pantalla o el Tablón) pero siempre me pasaba con poco tiempo y nunca llegué a comentar. Ahora te he añadido a la lista y así seguro que no me olvido.

    ResponderEliminar

Sin tu participación se echa algo en falta. No te cortes, que no nos comemos a nadie.

Si te ha gustado, puede que te gusten: