Seguidores

3 dic. 2009

Mis lecturas: El manifiesto negro, de Forsyth

Tenía yo una cuenta pendiente con Frederick Forsyth desde que hace ya demasiado tiempo me leí su apasionante "Cuarto Protocolo".

Acabo de disfrutar otra de sus novelas, "El manifiesto negro". Son las dos del mismo estilo, así que si solo habeis leido una y os gustó, la otra seguro que también lo hará.

Fiel a su estilo, este "Manifiesto Negro" de Forsyth (Icon en su título original) es una intriga de espías, trepidante, absorbente y muy bien escrita, en la que todo está muy bien atado y justificado. Inquietantemente realista, preocupantemente cercana a la realidad, Forsyth mezcla con maestría personajes y hechos reales con ficticios. La acción transcurre en Rusia en 1999 (la novela se escribió en 1996) en torno a un político de extrema derecha, Igor Komárov, con muchas opciones para hacerse con la presidencia y espeluznantes planes en caso de que ocurra.

No voy a desvelar más. He disfrutado de esta novela como hace mucho que no lo hacía, incluso soñando con ella y pensando en los personajes por la calle, metiéndome de lleno en la historia. Si os gusta la novela negra, si os gusta la novela de intriga, no os la perdais (ni tampoco "El Cuarto Protocolo", que en mi opinión está un peldaño por encima, ya que ésta sí tiene algún punto más flojo).

------

Al margen y para compensar, he terminado hace un par de días "Demián" de Herman Hesse. Novela de 1919, un clásico sobre el que había oido muchas cosas y que tenía pendiente desde hace mucho, ha sido una de las decepciones más grandes que he tenido recientemente. Excesivamente metafísica y teológica, bastante pedante incluso, me esforcé en acabarla por ser corta y por ser como he dicho supuestamente una novela de referencia. Poniéndola en contexto histórico seguramente sería bastante rompedora, pero no la recomiendo en absoluto. He de decir que la traducción que yo he leido (de Editores Mexicanos Unidos) es bastante mejorable, lo que hace más pesado aún el libro, pero no creo que con una traducción mejor cambie mucho mi opinión.

7 comentarios:

  1. Despues de bastantes Psé, Hmmmm.. y Bueeeno, algún que otro Ufff, por fin un OOoohhh (léase con tono admirativo, no con el tono que le da un presentador al perder el concursante el premio gordo)

    Es cierto que últimamente he acertado con algún libro más (me lo pasé genial con el de "La Mecánica del Corazón", por ejemplo, también disfruté de El Violonchelista de Sarajevo pero éste ha sido de estos libros que te siguen acompañando cuando no los lees, en los que te metes y eres parte de él. Además, suelo comentar sobre los libros que me gustan y también sobre los que no, pero normalmente no comento sobre los que se quedan en medio, y ha habido bastantes últimamente.

    ResponderEliminar
  2. Pues me la apunto.

    Pues te recomiendo otro de este genial autor por si no lo conoces.

    Odessa. Una obra maestra. La leí hace mucho pero me parece de la altura del cuarto protocolo. En serio, lo pasé pipa leyendo semejante obra maestra. Igual que Chacal....el libro es alucinante. Este autor es una mina!
    :-)

    ResponderEliminar
  3. Mirando tu blog con eso de "si te ha gustado esto seguro que te gustará..." he ido a parar aquí. Pues mira pore donde a mi tambien me gustó el libro del Manifiesto negro de Forsyth,lo leí hace tiempo pero recuerdo que lo acabé rápido porque em enganchó la trama. Como tu comentas, a mi tambien me pasa que empiezo un libro y lo dejo a medias, me pasa más a menudo de lo que quisiera..

    ResponderEliminar
  4. Entonces lo de los enlaces de interés funciona!

    Yo hablaba de los libros que quedan entre medias, que ni me gustan lo suficiente como para recomendarlos ni me disgustan como para desrecomendarlos.

    La verdad es que me cuesta mucho dejarme un libro, no lo suelo hacer. Por cierto, creo que igual te gustan el de Marcelo o el de El profesor de Inglés

    ResponderEliminar
  5. Pues no te entendí con lo de "un libro a medias" en mi caso será que no escojo mal el libro aunque últimamente ya no me pasa tanto.
    Anoto los dos libros que me comentas. El síndrome de Asperger lo conozco de primera mano, el otro día vino a hablar conmigo la presidenta de esta asociación en Catalunya y me quedo clara la enfermedad. China despierta mi curiosidad, lo leeré. Y tu, ¿como escoges los libros? ¿como sabes que te van a gustar? ah si, algo digiste de la librería del barrio..
    Siiii las entradas sugeridas funcinas

    ResponderEliminar
  6. A mí también me pasa eso de meterme de lleno en la historia y seguir pensando en ella (y en sus personajes) incluso cuando no estoy leyendo .Y no sólo me pasa con los libros, también con películas o series.

    Yo tengo tres libros de Forsyth heredados de mi padre: El cuarto protocolo, Chacal y Odessa. Aún no me he leído ninguno, pero sí he visto las tres películas que se han hecho sobre ellos (te hablo de las versiones más clásicas, no de las más modernas) y son las tres muy buenas de guión, se entienden y todo y están muy bien hechas, así que no me extraña que los libros estén bien escritos y tengan buena trama. Me apunto, pues "El manifiesto negro", así amplío mi colección.

    Nota al margen.- Estoy segura de que esto no lo he dicho antes: Me encanta que aparezcas el primero en los comentarios de tus propias entradas, es tan tuyo... Bueno, vale, sí lo he dicho antes. Y lo voy a seguir diciendo.
    Yo también lo pasé genial con La mecánica del corazón... aunque también lloré lo mío, pero supongo que es bueno que un libro te llegue a emocionar de esa manera.

    ResponderEliminar
  7. He leído "El cuarto protocolo" y sigo pensando que es uno de los mejores libros de espionaje que he leido. Chacal y Odessa los leeré tarde o temprano.

    Si te lees el "Manifiesto Negro" ya me dirás si no ves en los planes de Igor muchas cosas de Putin...

    ResponderEliminar

Sin tu participación se echa algo en falta. No te cortes, que no nos comemos a nadie.

Si te ha gustado, puede que te gusten: