Seguidores

12 feb. 2012

Hablemos de Garzón

Lo de Garzón me tiene traumatizado. No porque le hayan condenado, que me preocuparía lo mismo que si le hubieran absuelto. Hay una serie de actitudes que me llaman poderosamente la atención sobre el tema. Por ejemplo, hay gente que parece estar eufórica por la sentencia, y otros están absolutamente indignados.

Lo que pasa es que parece que el único motivo para la alegría de unos y la indignación de otros es el apellido del condenado. Poco importa la causa en sí, el delito en cuestión. No importa lo que hiciera, que unos le meterían en la cárcel por robar un lápiz de Ikea y otros pondrían su nombre a una plaza incluso condenado por pederastia. Como persona alejada de los extremos, observo con estupor algunos de los argumentos (excluyo evidentemente los insultos) a favor y en contra de la condena, entre la falacia lógica, la demagogia o simplemente relacionando hechos sin conexión alguna, como si viendo lo ocurrido el que Pol Pot muriera en la cama o que a Kennedy le mataran en Dallas fuera una evidencia de algo que no soy capaz de ver.

También hay gente que evita el tema diciendo que no habla de política. Ya dan por hecho que esto no tiene nada que ver con la justicia, sólo con la política. Es cierto que esos dos grupos mencionados en el anterior párrafo están fuertemente alineados con o contra una de las opciones políticas mayoritarias en este país cada vez más enconadamente fragmentado. Y claro, si no hablamos de justicia, ya no sé de qué hablamos y me surgen las dudas, por ejemplo las siguientes:

- Si no hubiera política de por medio, ¿habrían condenado a Garzón o le habrían absuelto?
- Si a pesar de todo le hubieran condenado, ¿habría sido la condena tan dura?
- Los "hechos probados", ¿son o no son delito?
- Si los acusados a los que investigaba Garzón no fueran políticos, ¿habría espiado igualmente las conversaciones?
- ¿Y si fueran políticos de otra filiación?
- En este último caso, ¿veríamos indignados a los ahora eufóricos y eufóricos a los ahora indignados?

¿Y yo que opino de todo esto? Pues a mi al final lo que a mi me preocupa de verdad es que la gente se deje utilizar de esa manera por los que realmente mueven todo esto, los que ganan con el divide y vencerás, los que sacan beneficio de la crispación.

Pero venga, yo sé que quereis que me moje, así que lo hago. Creo que hay mucha gente que le tenía ganas a Garzón, y si me permitís la comparación, si a Al Capone lo pillaron por evasión de impuestos, a Garzón lo han pillado por esto. Creo que la responsabilidad de que lo hayan pillado es del propio Garzón, que o se ha equivocado o ha pecado de soberbia y sinceramente espero que no se tumbe el resto de la investigación por ello. Creo que, con la ley en la mano, Garzón es culpable. Creo por otro lado que la sentencia es excesiva. Creo que se incluye un juicio de intenciones en la sentencia que no viene al caso, por no decir que es tendencioso. Y creo también que en España se protege demasiado al criminal, en muchas ocasiones se está mucho más preocupado de garantizar los derechos de los sospechosos o acusados que de las víctimas.

Por cierto, creo también que es mucho más grave lo de los cursos en USA y la campaña de recaudación por la que Garzón está acusado de cohecho a pesar de que ahi al parecer se enfrenta a poco más que una multa. Ah, y ya puestos, creo que lo de Camps fue vergonzoso y vergonzante.

Al margen de todo esto, hay una cosa que nunca he entendido: ¿por qué en España la investigación, la llamada instrucción de un caso en busca de pruebas del delito, las hacen jueces y no fiscales?

17 comentarios:

  1. desde enero estoy preparando un post sobre el signo escorpio y entre las personalidades que encontré está el juez (¿o ex juez?) b. garzón. resulta que un escorpio es una persona muy crítica y con una ética personal tan elevada que termina juzgando en todo orden a la sociedad en la que está inmersa; pero lo curioso del caso es que esa misma política no se la aplica en muchos casos a sí mismo cuando no le conviene. ¿doble moral? puede que sí. puede que lo que le está ocurriendo en estos momentos al juez garzón esté intimamente ligado a una personalidad de la que no pueda escapar a menos que se venza a sí mismo. saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso lo del signo zodiacal, igual es una de las causas. En cualquier caso creo que tiene su parte de responsabilidad.

      Eliminar
  2. Tú dime quien es el responsable de traumatizarte y ya me encargaré. Da igual del bando que sea, haré unas llamadas... de madrugada pa fastidiarle XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En plan Gila, no? Jeje, gracias por el ofrecimiento.

      Eliminar
  3. Yo no creo que la sentencia es excesiva porque la inhabilitación es lo mínimo que se puede hacer con un juez que ha cometido una injusticia a sabiendas, pues eso es prevaricar. Por otra parte, es cierto que este asunto ha demostrado el maniqueísmo cada vez menos camuflado de este país. Que condenen a un juez nunca es una buena noticia y tampoco que se llame fascistas a los jueces que le han condenado. La izquierda debería revisar sus principios (si es que de verdad los tiene) y aceptar de una vez por todas que la justicia no tiene nada que ver con los sentimientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excesiva no lo es si tenemos en cuenta que la inhabilitación por prevaricación dolosa tiene penas de inhabilitación entre 11 y 20 años, pero sí lo es si tenemos en cuenta que podrían haber estimado prevaricación culposa, con penas de 2 a 6 años. Es cuestión de decidir si la interpretación hecha por Garzón ha sido malintencionada y con conocimiento o simplemente ha habido ignorancia y mala interpretación.

      Pero vamos, que yo como he dicho creo que es culpable, que la ha cagado.

      Eliminar
  4. A mí personalmente, en estas cosas y en estos casos, me da lo mismo de qué partido político sea el sujeto en cuestión, como se llame o si es menos o más famoso o más o menos importante en cuanto a su cargo. Si ha cometido un delito debe pagarlo exactamente igual que cualquier otro más o menos anónimo. Y tampoco soy yo de extremos, que pague su delito en su justa medida, como debe ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi que no me sorprende nada que seas así. Un abrazo.

      Eliminar
    2. ¿Puedo enmarcar esta respuesta tuya? Qué bonito, natsnoC, gracias. Otro abrazo.

      Eliminar
  5. Esa pregunta final que usted se hace, también me la he realizado a mi mismo. Acostumbrado a las pelis americanas en las que el juez se constituye en una figura más o menos imparcial que escucha a ambas partes, no entiendo cómo es posible que aquí se implique en una de las dos y no sea una figura neutral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que claro, un juez que actúa de fiscal, por mucho que luego el que juzgue sea distinto del instructor, no lo miramos igual. La imagen de estos jueces está condicionada por estas instrucciones previas, que no deberían ser su principal labor.

      Eliminar
  6. Garzón es un personaje muy, muy peculiar, y sus andanzas, idas y venidas en los primeros noventa son de vodevil; y es que pasó de ir de número dos de González en las elecciones del 93, a querer meterle en la cárcel por no nombrarlo ministro...de traca, vamos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el portazo en esas elecciones fue sonoro, y todo lo hecho desde entonces ha sido ya mirado con otra óptica.

      Eliminar
  7. Yo me he perdido la película, natsnoC. Y como hay que pagar el canon, me niego a comprar el DVD. Así que, si algún día la pasan entera por la tele y coincide que la veo, quizá pueda comentar algo más interesante. Para poder dar mi opinión de cosas por el estilo, me estoy empapando de episodios del CSI, el Mentalista, Bones y Mentes Criminales; creo que es un buen aprendizaje...
    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya te veo andando por la calle mientras haces perfiles de todos los que te cruzas, visto de lo que te estás empapando.

      En realidad no quería que opinarais sobre Garzón sino sobre la virulencia de las reacciones y contrareacciones, que a mi ya me preocupan mucho.

      Eliminar
  8. Pienso que la justicia está ligada a la política y en este caso así se ha reflejado claramente. ¿ha pecado de soberbia?creo que sí. Igual ha dejado de ser cauto y se han aprovechado de ello. A mí me parecee excesiva la sentencía aunque seguro que encontrará algo a lo que dedicarse estos próximos años. Me gustó la carta que ha enviado su hija a los medios. Gran entrada esta de Garzón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La carta como muestra de apoyo me parece muy bien, pero como manifiesto público veo mucha rabia y poca autocrítica, además de contribuir muy poco a un ambiente menos crispado.

      Eliminar

Sin tu participación se echa algo en falta. No te cortes, que no nos comemos a nadie.

Si te ha gustado, puede que te gusten: