Seguidores

5 jul. 2011

NO a las listas abiertas

Señores, la SGAE me ha abierto los ojos y me ha hecho rectificar. De nuevo ha conseguido darme toda una lección de todo lo malo que pueden sacar de lo que yo pensaba era una idea buena y justa. Si es que lo que estos no sean capaces de pervertir...

Al grano. De lo que hablo no tiene nada que ver con todo este lío de la "Operación Saga", que no ha modificado mi opinión ni sobre el organismo ni sobre sus directivos y cabezas visibles. No, me refiero a las elecciones del día anterior. Para el que no lo se haya enterado, el día anterior a la detención de Teddy y su "banda", se celebraron elecciones en la SGAE. ¿El resultado? Todos, absolutamente TODOS los representantes elegidos eran de la candidatura "oficial" (la de Teddy).

Se presentaba un grupo opositor, que sacaron entre un 30% (según las cuentas de Teddy) y un 43% (según las de los otros) de los votos. En ninguno de los dos casos habrían obtenido un solo delegado, y habría sido legal y hasta justo. ¿Y cómo es eso posible? Pues gracias a las listas abiertas.

Expliquémoslo que no nos cuadra. Nuestro amigo Teddy, adalid como todos sabemos de la democracia, la
equidad y la justicia, vio el verdadero potencial democrático de las listas abiertas e instauró un sistema de elección representante a representante, delegado a delegado. Las candidaturas concurrentes presentan sus propuestas para cada puesto, y los electores marcan con una cruz a cuál de los candidatos prefieren. ¿Lo vais pillando? Maquiavélico. Da igual que ganes con el 51% que con el 90%, el candidato ganador de cada puesto es el elegido. Y cuando hay bipartidismo, el menor desequilibro a favor de una candidatura (porque al final el elector, lamentablemente, sí vota a la lista completa), toda la tarta para el partido ganador.

Libertad total de elección, pero en la práctica es un sistema infinitamente más injusto puesto que los electores de la lista minoritaria jamás obtendrán representación. Tomando como válido el dato más desfavorable del 30%, uno de cada tres han votado a otra lista pero no han sacado nada. Cero. No han existido. Me da escalofríos extrapolar esto a nuestro congreso, así que desde hoy y puesto que dicen que rectificar es de sabios, cambio en mi postura sobre el tema y me declaro abierta y frontalmente en contra de las listas abiertas. Eso sí, del resto sigo pensando lo mismo. Hasta que la SGAE me demuestre lo contrario, aunque es cierto que de lo otro no cumplen ningún requisito.

Gracias, Teddy, por abrirme los ojos.

-----

Sobre lo de la Operación Saga intentaré colgar una recopilación de enlaces. Y sobre lo de que los derechos de voto en la SGAE sean proporcionales a la cantidad recaudada por cada socio mejor no opino. Bueno, sí, opino: En la SGAE votan y deciden los ricos y famosos, los pobres no tienen derechos. Tooooma moreno. Luego firman estas cosas: http://www.unailusioncompartida.com/

9 comentarios:

  1. Hla natsnoc,

    No me había detenido a analizar el tema en profundidad hasta leerte... Es una auténtica abominacion sí los padres de la democracia levantarán la cabeza y vieran que sus ideas de igual y de representación del pueblo es movida por tiranuelos de bajos fondos para sus presuntuosos deseos, sentirían vergüenza ajena...

    Un placer leerte como siempre ;)

    ResponderEliminar
  2. Sin entrar en temas de representaciones orgánicas, está siendo un gustazo que llamen "ladrones y delincuentes" a los que llevan diciendo eso mismo sobre los internautas años.

    ResponderEliminar
  3. Veo que el Break que te ha servido para mucho!! La verdad es que no me había parado a pensarlo desde este punto de vista. Al final la palabra democracia dejará de tener sentido....y yo que me sentía orgullosa de vivir en un pais democrático...

    ResponderEliminar
  4. A ver si me entero...¿el problema son las listas abiertas vs cerradas, o el sistema mayoritario vs proporcional?

    Es decir...lo mismo el D´Hont no es tan malo...

    Muy interesante en cualquier caso, amigo nastnoC

    ResponderEliminar
  5. Aunque suene mal lo que voy a decir, no he podido evitar una leve sonrisa, bueno en realidad me he carcajeado a gusto, al ver en apuros al pobre Teddy. Para que vea lo que sufren los organizadores de bodas y comuniones cuando se presenta un recaudador de la SGAE.

    ResponderEliminar
  6. Hola, atis, lo mismo digo. En realidad la abominación es la propia SGAE. En los USA tienes algo mucho peor, que es la RIAA pero allí sabes que luchas contra la industria discográfica (Record Industry Association), aquí los autores se han engañado a si mismos defendiendo las prebendas de las discográficas.

    Maeglin, todo un gustazo, sin duda. Pero a mi me gustaría que tuviera consecuencias reales. Si estos van a la cárcel estupendo, pero antes que eso regeneración de la SGAE y estudio serio sobre los derechos de autor y la mal llamada compensación por copia privada.

    Layna, todos los días se me ocurren cosas que me gustaría postear. Sigo sin tener demasiado tiempo, pero a ver qué se puede sacar de tanto en tanto. ¿Has leido el manifiesto que he enlazado al final, y la lista de firmantes?

    Tirador, el D'Hont no es malo de por sí, lo malo es aplicar las mismas proporciones a locales, autonómicas y estatales, cuando el cálculo en el caso de las estatales debiera hacerse sobre la totalidad. Yo soy partidario del sistema mayoritario para elegir gobernante y del proporcional para las cámaras de representantes.

    Cahiers, no me suena mal. Es más, me parece normal, se ha ganado a pulso que la gente celebre su entrada en el calabozo.

    ResponderEliminar
  7. buf, una vez más la política se muestra como un maldito laberinto siniestro, lleno de pasillos sinuosos que no conducen a ninguna parte. Yo me suelo intentar defender de las miles de demagogias (de todos) tratando de recordar que no hay atajos ni caminos fáciles.. ya lo dijo Weber, en política lo que no es posible es falso

    besos,

    ResponderEliminar
  8. En una palabra delirante...

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  9. maslama, me alegro de volver a verte. En realidad creo que la trampa, el absurdo, ha sido buscar algún paralelismo democrático con la SGAE, que se parece mucho más a una república bananera.

    without, buena palabra. "farsa" también lo resume muy bien.

    ResponderEliminar

Sin tu participación se echa algo en falta. No te cortes, que no nos comemos a nadie.

Si te ha gustado, puede que te gusten: