Seguidores

28 sept. 2010

La cerveza de la semana: Abbaye des Rocs


Hacía ya unos meses que le tenía echado el ojo a esta cerveza, en la esquina superior izquierda de la tienda que suelo ir. Por unas u otras, nunca me la llevaba. Ya ha llegado su momento.

La cerveza es belga (qué sorpresa), aunque de una zona más alejada de la región cervecera por excelencia (alrededores de Gante). Concretamente la cervecería está en Montignies-sur-Roc, en la región de habla francesa, casi en la frontera con Francia. Según vemos en su página web (http://www.abbaye-des-rocs.com/page%20en%20espagnol.htm), es una cervecera bastante reciente (1979) y debió empezar dando servicio a restaurantes locales - de hecho la cervecera es "Brasserie" des Rocs, que es como el asador des Rocs, aunque no parece que haya ningún restaurante, al menos ahora -

En 1979 producían 50 litros cada 15 días. En el el 87 cuando empiezan a producir en cantidades considerables, hasta los 1000hl de 1996 (no ponen su producción actual). Dicen en algunas páginas que toma el nombre de una abadía en ruinas, pero por lo que yo he visto no parece que haya habido ninguna abadía con ese nombre en la región, y lo más significativo es un pequeño castillo-residencia feudal del siglo XVI, reconstruido en el siglo XVIII y reformado en el XIX, así que diría que lo de la "abadía" se lo han puesto porque ayuda a vender cervezas. Según la web, además de la Abbaye des Rocs, elaboran la Montagnarde (9º) y la Blanche des Honelles (6º), siendo esta última una cerveza blanca. También tienen una "Abbaye des Rocs Blonde" y una de navidad, además de la "Altitude".

Sobre la cerveza que probamos hoy, tiene 9º y es de triple fermentación. Se utilizan 7 tipos distintos de malta y tres tipos de lúpulos. La cerveza tiene un 100 en ratebeer.com, aunque la puntuación media de los usuarios es de 4.03 sobre 5. De nuevo discrepo con lo que he leído por ahi, ya que la describen como una cerveza "color papal, rubí intenso", cuando la cerveza es una tostada ("Bruin") con su característico marrón tirando a negro. La espuma es densa, muy amarga y también de color ligeramente marrón. Al servir la cerveza se nota un olor dulzón mezclado con un intenso olor a alcohol. Nada más probarla se nota claramente que es una cerveza de alta graduación, pero sin que el alcohol tome excesivo protagonismo, ya que la cerveza es realmente poderosa. Para tomar a tragos cortos, ésta tampoco es una cerveza-refresco. El paladar se acostumbra rápidamente y al acabarla te tomarías otra. No tiene demasiadas burbujas. Le doy un notable.

La semana que viene repasaremos una de las cervezas belgas más conocidas (sobre todo por su vaso): la Kwak.

4 comentarios:

  1. Esta no la he probado creo... mmmmm.... tiene buena pinta... me la apunto

    ResponderEliminar
  2. Veo que tanto tu como JLin teneís muchas cosas en común y el gusto por catar y clasificar las cervezas es una de ellas. Me encantan vuestros post sobre las cervezas, nunca había pensado que fuera posible elevar a "categoría de arte" el mero acto de "tomar una cerveza".

    ResponderEliminar
  3. "Arte" no sé si es pero que lo disfrutamos mucho sí te lo puedo decir. A veces nos llevamos un chasco, pero con la selección previa no nos suele pasar.

    Gracias.

    JLin, está bien pero entre la de la semana pasada y ésta, creo que la de la semana pasada es ligeramente mejor, a pesar de que la etiqueta es mucho peor.

    ResponderEliminar
  4. Cuánta información, qué barbaridad, vaya labia cervecera... Por la Kwak creo que ya me he pasado.

    El pueblo de ésta parece bonito.

    ResponderEliminar

Sin tu participación se echa algo en falta. No te cortes, que no nos comemos a nadie.

Si te ha gustado, puede que te gusten: