Seguidores

3 may. 2010

Mis lecturas: El cuento nº 13, de Diane Setterfield

Sinopsis: Cuando una vieja escritora acostumbrada a mentir y una joven librera empeñada en saber la verdad se encuentran, regresan los fantasmas del pasado, los secretos de una familia marcada por el exceso, las cenizas de un incendio memorable y el perfil de un ser extraño que aparece y desaparece tras las cortinas de una mansión. (...)
Éste libro me ha encantado, es sin duda una de las lecturas recientes que más he disfrutado. De ésas cuyos personajes se infiltran en tu vida cotidiana, se cuelan en tus sueños, y que en los ratos en los que no estás leyendo siguen ocupando muchos de tus pensamientos como si fueran parte de tu familia. Aprovechas cada momento para coger de nuevo el libro y sumergirte en la historia, ansioso por saber más, por conocer más detalles.

Y no necesita para ello de una historia excesivamente original, ni de un planteamiento innovador o un lenguaje provocador. No, se dedica a aplicar con maestría y delicadeza las lecciones aprendidas de los libros clásicos de finales del XIX y principios del XX. Y funciona. Sin trampas, sin engaños. He leído algunas críticas que recriminan precisamente esto. Es posible que no satisfaga a los que buscan nuevas experiencias literarias, pero en mi opinión en una buena historia muy bien contada.

El libro en sí tiene dos hilos: por un lado la historia que le cuenta la escritora (fabuloso su personaje) a la librera (este personaje es algo más cargante), y por otro la relación entre la librera y la escritora. Esta segunda parte es sin duda la más floja y se hace en algunos puntos algo pesada (sobre todo en los recurrentes pasajes dedicados al amor por los libros de la librera). A pesar de todo, disfruté muchísimo de la lectura y no dudo en recomendarla.

Por cierto, me ha sorprendido muchísimo ver la descripción del libro en la Wikipedia: novela gótica de suspense. Ni lo uno ni lo otro, al menos desde mi punto de vista. O tal vez es que simplemente no me gustan nada las etiquetas.

Un último apunte: todos los libros deberían venir con la cinta de tela para marcar la página.

5 comentarios:

  1. El libro no lo he leído y con los que tengo pendientes no creo que lo lea en mucho tiempo, pero coincido plenamente en lo de la cinta de tela. Imprescindible.

    En Círculo de Lectores la traen por defecto (casi) todos y la verdad es que le echo en falta en el resto.

    ResponderEliminar
  2. Yo es que ya me he acostumbrado a poner de marca páginas cualquier cosa.

    Ya tengo 2 o 3 cosas (trozos de papel entre otros) que las uso como marca páginas y les tengo cariño. También me gusta un marca páginas que compré en un mercadillo medieval al que tengo en gran estima. Lo de las cintas la verdad es que no me preocupa y casi nunca las uso :)

    ResponderEliminar
  3. Me apunto a lo de la cinta de tela, cierto es que los del Círculo de Lectores la suelen traer. Me gusta mucho la presentación que haces de tus lecturas y cómo mezclas las características del libro con tus sensaciones con respecto a él.
    Sí, también me he apuntado éste, nada más leer la sinopsis, que me ha recordado a otra novela que, si no la conoces, te recomiendo mucho yo a ti: "84, Charing Cross Road" de Helene Hanff. Yo la conocí a través de una película que me encantó y más tarde me enteré de que estaba basada en una novela y en cuanto la vi (en el Círculo de Lectores, precisamente) me la compré. Cuenta la relación (sólo por carta) de una escritora con un librero al que le pide libros antiguos o difíciles de encontrar. Preciosa.

    ...Oye, en mi gran pantalla preguntan por ti, insistentemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, me voy a apuntar yo uno tuyo, que no creo que me hayas recomendado ninguno antes y eso merece la pena anotarmelo.

      Eliminar
  4. Eso, eso, apúntatelo. Y te doy una primicia por ser tú: Tengo pensado sacar en el Arca de Noelio este libro a un tiempo que en La Gran Pantalla la película que se hizo sobre él. La peli se llamó "La carta final" y los actores son nada menos que Anthony Hopkins y Anne Bancroft (la señora Robinson de "El graduado"). Fue por la película (también preciosa) por la que yo descubrí el libro, así que sacaré las dos cosas a la vez. Lo que no sé es cuándo, pero lo haré, lo haré, me apetece además un montón.

    ResponderEliminar

Sin tu participación se echa algo en falta. No te cortes, que no nos comemos a nadie.

Si te ha gustado, puede que te gusten: